UNIVERSAL GESTIÓ

CAT / CAST / ENG / FR

El turismo, motor del crecimiento económico de Andorra

El turismo sobresale como motor de crecimiento de la economía de Andorra. Así lo ponen de manifiesto los resultados extraídos de los datos de la encuesta de coyuntura correspondiente al primer semestre de 2022, en la que han participado 448 empresas que llevan a cabo su actividad en el Principado.

Las conclusiones, dadas a conocer el pasado lunes 12 de diciembre por la Cambra de Comerç, Indústria i Serveis (CCIS), aseveran claramente un óptimo impulso hacia adelante de la dinámica económica durante los primeros seis meses de 2022, abandonando ya los últimos escollos consecuencia de la pandemia de la COVID-19.

El análisis de los resultados también permite conocer las expectativas de las empresas de los principales sectores sobre la evolución de la actividad económica.

Tendencias de recuperación por sectores

El principal estímulo del empuje económico es el incremento de la demanda por parte de las actividades ligadas al sector turístico, cuya recuperación está siendo más intensa y rápida de lo estimado a finales del año 2021.

Analizándolo por sectores se determina un panorama de prudente confianza con vistas a los meses venideros, sin bajar la vigilancia sobre el posible impacto de los factores de riesgo.

  • El 67% de las empresas del sector hotelero califican como buena la marcha del negocio, siendo solo un 2% quienes la aprecian de manera negativa. Las actuales valoraciones por parte del sector son las más positivas de los últimos cinco años.
  • La evaluación de las cifras de la recuperación en el sector del comercio minorista también es positiva, aunque en este caso los resultados son más discretos y aún no han alcanzado los valores existentes antes de la pandemia. No obstante, los índices de confianza en el avance y desarrollo de la actividad son significativamente más altos que en 2021.
  • El crecimiento del sector de la construcción ha destacado especialmente, pese a que tanto este sector como el de la industria son los dos que más han notado la incertidumbre generada en el ámbito macroeconómico a nivel mundial, que ha frenado su ritmo de expansión.

Factores de riesgo

El impacto de la guerra de Ucrania y los confinamientos resultado de la política de COVID cero en China han mediatizado las decisiones de los organismos económicos a nivel global. Los principales factores de riesgo que impiden un mayor crecimiento en la zona euro y en todo el ámbito internacional son:

  • La crisis energética.
  • La subida de la inflación.
  • El incremento de los tipos de interés.
  • Los desajustes del mercado laboral.

La incidencia de estos factores es la mayor preocupación de los empresarios por la pérdida de poder adquisitivo y la probable contención del consumo privado, así como la contracción de los márgenes empresariales.

Según la encuesta, un 77% de las empresas ha visto aumentados los precios de los productos y suministros. Respecto a los desajustes en el mercado laboral, el mayor contratiempo es la falta de mano de obra adecuada a los perfiles que se ofertan. Como dato positivo, han disminuido los problemas en el abastecimiento y el transporte.

Perspectivas para 2023

Las conclusiones del análisis de los datos permiten augurar una continuación positiva de las perspectivas de crecimiento para la economía andorrana, a un ritmo algo más moderado durante el segundo semestre, cerrando el año 2022 con unos buenos resultados y manteniendo el incremento de la actividad económica en todos los sectores para el año 2023.

Referencia: BonDia Ad: ”El turisme, motor econòmic amb la inflació i l’augment dels tipus com a amenaça”  BonDia Ad. 12/12/2022. Acceso web